miércoles, 16 de agosto de 2017

Ensayo de una redefinición de la oposición derecha/izquierda

Gustavo Bueno escribió el mito de la izquierda y el mito de la derecha. Sin embargo, en sus últimos años tuvo que reconocer paladinamente que se había producido en las democracias capitalistas de mercado pletórico de bienes la ecualización entre todos los partidos de tales regímenes plutocráticos. Digamos que la doctrina de Gustavo Bueno era válida para describir las ideologías entre 1789 y 1992 pero el escenario había cambiado.
La propuesta mía es asumir tal ecualización en los Estados democráticos como reducción a la derecha. A fin de cuentas, se asume el capitalismo, la propiedad privada, la democracia burguesa, el Estado del Bienestar y los derechos humanos y la ideología del Estado de Derecho. Si no hay fuerzas revolucionarias antisistema que pretendan destruir tales sociedades, no habría una izquierda políticamente significativa.
Sin embargo, en España hay un partido financiado por Venezuela y por Irán llamado Podemos que sí que pretende la revolución y que se inspira en las ideas de Lenin para tomar el poder político. Votado por más de 5 millones de individuos que compran tal mercancía averiada, la de la revolución, aunque sea bolivariana o chiripitifláutica. Entonces estamos en condiciones de afirmar que Podemos es un partido de izquierda, revolucionario, antisistema, que aplica las técnicas leninistas para la conquista del poder político. Si a esto le sumamos el PSOE radicalizado, podemos decir que España es el único país de Europa con riesgo de tener un gobierno revolucionario.
Ignoro si las fuerzas armadas darían un golpe de Estado contrarrevolucionario o tendrían que ser la OTAN y la UE quienes intervendrían. No creo que nadie quiera una Venezuela en Europa. Tampoco creo que tal revolución beneficie al pueblo español.

jueves, 27 de julio de 2017

El PSOE

El PSOE fue fundado por una pandilla de fanáticos iletrados en 1879 en Madrid. Tenía más bien la forma de una secta obrerista, con poca teoría y mucha fe de carbonero en las virtudes redentoras del socialismo marxista -Bueno. Estos no sabían muy bien que hubiera eso. Las izquierdas españolas siempre han sido ágrafas- En 1910 Pablo Iglesias consigue ser diputado y lo primero que hace es amenazar de muerte a Maura. Es que eran así: un partido terrorista. Durante la II República Española el PSOE se sublevó en octubre de 1934 y posteriormente provocó la guerra civil. Un guardaespaldas de Indalecio Prieto asesinó a Calvo Sotelo, uno de los dirigentes de la oposición.
Tuvieron que ser la CIA y las grandes potencias: Francia y Alemania los que reconstituyeran el PSOE  a partir de 1974 como una alternativa al franquismo y al PCE. Lo consiguieron. A cambio el PSOE aceptó la OTAN y condujo a España a la UE a cambio de convertir a España en un país turístico y de servicios y de agricultura. Desde entonces el paro se mantiene siempre más alto que en los demás países de la UE. El PSOE siempre ha sido oportunista y creo que ya no tiene nada que ofrecer a los españoles de bien. Las divisiones internas del PSOE acabarán por desintegrarlo. A día de hoy el PSOE ha cumplido su misión de introducir a España en la OTAN y en la UE. Su doctrina socialdemócrata del Estado del Bienestar ha sido asumida por todos los partidos del Régimen de 1978. El PSOE está muerto. Pedro Sánchez está dispuesto a destruir el Estado para gobernar España. El nivel intelectual y moral de los dirigentes del PSOE está muy por debajo del PSOE de 1977. Su decadencia es irreversible. Sólo vende humo, palabrería, demagogia para tontos. Es hora de morir.

sábado, 15 de julio de 2017

La secesión permanente

Los separatistas catalanes llevan explícitamente desde 2012 declarando que desean la secesión de España: Referendos, elecciones plebiscitarias, proclamación unilateral de la secesión, propaganda, amenazas. Un delito continuado de alta traición, de lesa Patria. Lo cierto es que llevan ya 5 años de secesión y aún no se ha llevado a efecto tal secesión. No se ha consumado la separación. Los políticos dialectales catalanes siguen pidiendo cosas, dinero, privilegios. Siguen incumpliendo la ley, marginando a la lengua española, que es la única que hablan la totalidad de los catalanes -el 53% de los catalanes son hispanohablantes- y la que más se usa en Cataluña, lógicamente. La Generalidad de Cataluña está en quiebra económica por lo demás y sólo se sostiene recibiendo dinero del Gobierno de España. Cataluña ahora es una entidad parásita de España. Los políticos dialectales catalanes o bien quieren privilegios -vivir parasitariamente a costa del resto de España- o bien quieren simplemente la secesión.
El gobierno de España, del PP, de Rajoy se comporta de manera infame, pasiva, sin hacer nada. Finalmente esta pantomima dialectal catalana, esta payasada política puede desembocar en la reforma constitucional del título VIII de la Constitución para garantizar los privilegios dialectales de los que ya gozan los catalanes y su corrupta clase política regional. No habría secesión según esto pero sí más pesados privilegios, más financiación a costa, evidentemente -juego de suma cero- del resto de España.
Es hora de acabar con los privilegios, autonomías, diputaciones, etc. No necesitamos autonomías, ni partidos separatistas, ni la marginación del español, ni aprender ni estudiar en dialectos ridículos que no sirven para nada más que para garantizar privilegios para los que los dominan. Una sola lengua, el español, una sola administración nacional y leyes iguales para todos los españoles. Escupid sobre los separatistas y los dialectales. Este es el mejor homenaje que podemos hacer hoy a Miguel Ángel Blanco.

jueves, 13 de julio de 2017

Hernán Cortés, el hombre superior providencial

Hernán Cortés ya saben todos que conquistó México, 13 de agosto de 1521 y posteriormente el territorio de lo que se dio en llamar Virreinato de la Nueva España. Podemos comparar precisamente la importancia de Hernando Cortés a Alejandro Macedonio. También podemos compararlo con Julio César, conquistador de las Galias. A Bernal Díaz del Castillo podemos compararlo con su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España con Julio César y su La conquista de las Galias. En ambos casos se trata de un imperialismo generador, que busca extender una manera de concebir el mundo y de ser y estar en él. En el caso de Hernando Cortés, el ortograma imperial que le guía y orienta en su conquista de México viene constantemente expresado en la Historia verdadera: Acabar con los sacrificios humanos y con la antropofagia, acabar con la mariconería, pacificar a las diversas tribus indígenas y convertir a todo el mundo a la fe verdadera, al catolicismo, la religión de los españoles. Por eso la genialidad de Cortés debe ser resaltada por sus éxitos políticos y militares. Es pues un hombre superior providencial español y biennacido. Con Cortés nació el México moderno y comenzó la civilización en el continente americano. Los indígenas pasaron del salvajismo a la civilización.

domingo, 18 de junio de 2017

Iván Fandiño, un hombre superior

El torero afincado en Guadalajara ha muerto cogido por el toro en una corrida de toros en Francia. Ha muerto con honor, con gallardía, como un héroe, porque de eso se trata: del enfrentamiento del hombre con una fiera salvaje, contra una bestia irracional: entendimiento contra instinto. Tiene que ser de verdad, no en una realidad virtual, representada. Esta es la grandeza de la tauromaquia. A una corrida de toros se va a ver el heroísmo, la valentía, la astucia, los conocimientos etológicos del hombre frente a una bestia en un combate a vida o muerte. Por eso Iván Fandiño era un hombre superior, extraordinario por el gran mérito que tiene el ser torero y no morir en el intento o morir en el intento como ha resultado finalmente para la desgracia de Iván Fandiño.
Los animalistas no tienen razón en sus invectivas groseras, soeces, carentes de ética y de buen sentido, llenas de maldad ética. Son simplemente basura nazi y así hay que calificarles por su estrecho parentesco con la ideología nazi, de origen protestante y animalista y ecologista. Uno de los elementos constitutivos del nazismo fue su animalismo. Himmler estuvo en 1940 en las Ventas y el pobre hombre tan sensible vomitó. No le ocurrió lo mismo con los judíos y la solución final. Ya se ve que situaban a los animales por encima de los judíos y a tal fin promulgaron leyes que prohibían el maltrato animal y los experimentos con animales. No así con los judíos y víctimas del holocausto.
Mientras haya toros en España, podremos tener aún la esperanza de que no todo está perdido en el proceso de putrefacción progresista y democrática que sufrimos desde 1977, ahora que la clase política del Régimen de 1978 celebra ufana sus méritos de gobierno corrupto, europeísta y dialectal-separatista amén del cortejo de ideologías políticas basura que pueblan nuestro panorama político, entre las que se encuentra el animalismo: confundir a hombres con animales y atribuirles a éstos cualidades éticas, morales y políticas.

Pedro Sánchez, el demagogo

En la Antigüedad Clásica ya existía el fundamentalismo democrático, duramente criticado por Platón y por Tucídides y por Aristóteles. En suma, los sabios nunca fueron demócratas. La masa era comparada por Platón con un animal irracional incapaz de la menor reflexión, carente de rigor, sensible a la adulación y con afectos cambiantes, non muta d´acente, ma si di pensiero. Es como si un experto en domesticación de animales sabe cómo acercarse a la masa y sabe decir lo que le gusta y lo que no le gusta, un etólogo vamos. El demagogo es asimilado a un sofista y a un etólogo avant la lettre por Platón.
Los demagogos existieron. Claro que existieron, Cleón fue uno de ellos. Otro fue Cleofón. Amenazaban con gestos obscenos a los aristócratas y a todo aquel que no fuera fundamentalista democrático. Sin embargo, murieron por la Patria.
En los regímenes democráticos plutocráticos de mercado pletórico de bienes los demagogos son cobardes y oportunistas y algunas veces hasta quieren desmembrar la Patria con tal de gobernar en un lugar minúsculo. Carecen de visión de Estado. Sólo les queda la visión de establo. Tal es el caso de Pedro Sánchez. Bueno, también tenemos a Pablo Iglesias. Prometen cosas imposibles, estúpidas y pelgrosas para el interés nacional-general. Son antipatrióticos y sus mensajes carecen de significado porque son sin sentido.
Pedro Sánchez, elegido por el PSOE como su dirigente, es un ambicioso y sin escrúpulos que nada digno de comentarse profiere en sus actos públicos. El PSOE, la corrupta socialdemocracia española siempre ha sido oportunista y demagógico. Provocó el levantamiento de Asturias en 1934 y en 1936 provocó la guerra civil española.
El PSOE es una amenaza real para España y sólo sabe causar daños a la Patria. Ya lo hizo con el nefasto Zapatero al frente. El PSOE debería desaparecer por decencia, por patriotismo y por eutaxia de Estado nacional español. Por España.

lunes, 1 de mayo de 2017

El obrero masa socializado

1 de mayo de 2017, los sindicatos de clase, la mayor estafa del Régimen de 1978 se manifiestan en España, ellos a favor del PSOE, del socialfascismo y de la corrupción socialdemócrata, subvencionados con dinero estatal, municipal, autonómico, apoyando al separatismo, la inmersión dialectal, antiespaña, antiobreros, sirviendo de correas de transmisión del PSOE, corrompiéndose en Andalucía con PSOE e IU, no lo olvidemos, ellos, sosteniendo la existencia de una ficticia clase obrera universal, por lo cual se autodenominan sindicatos de clase. Las consecuencias de la caída del Muro de Berlín en 1989 se dejan notar en los sindicatos, la clase obrera ha desaparecido. Su destino es la desaparición paulatina. Eduard Bernstein demostró a finales del siglo XIX que la predicción marxista del empobrecimiento progresivo del proletariado era una falsedad. Más bien lo que ocurría era que se constituían nuevas clases medias. Sus palabras fueron proféticas y a la vista está que la decadencia de los sindicatos es irreversible e inexorable. Seguirá habiendo colectivos, gremios, grupos sociales, pero ya no habrá jamás una clase obrera universal, internacional dispuesta a instaurar la dictadura del proletariado. En 1914 quedó demostrado que no había tal clase obrera, pero los partidos comunistas y socialistas y sus sindicatos respectivos seguían por inercia alimentando el mito como idea reguladora de sus acciones políticas y sociales. El mito se cayó finalmente y ahora la desintegración de partidos comunistas y socialdemócratas y de los sindicatos de clase a la vista de todos está.